El SENTIDO DE LA VIDA

¿Cuál es el sentido de la vida? Seguramente te habrás hecho esa pregunta muchas veces, pero encontrar la respuesta, puede ser una encrucijada para muchos. A continuación veremos algunos aspectos que te ayudarán en la búsqueda del sentido de tu vida.

La búsqueda del sentido de la vida hace parte de uno de los aspectos más importantes a resolver en la vida de un ser humano. Es por eso que muchas veces nos preguntamos cuál es el verdadero significado de nuestra existencia, por qué estamos acá y para qué vivimos.

Por qué y para qué?

Te has puesto a reflexionar, como siendo seres de la misma raza humana, diferimos en solo unos cuantos rasgos, para convertirnos cada uno, en un solo individuo irrepetible e irreemplazable. Ciertamente, si estamos aquí en estos momentos, es porque tenemos un propósito, una misión o una tarea que llevar a cabo. O acaso eres de los que creen que solo eres uno más entre tantos millones de personas en el mundo y que algún día serás reemplazado porque crees que no eres imprescindible o lo suficientemente importante.

Esta es una creencia que se nos ha enseñado, sobre todo en la cultura occidental. Pero esta es una gran falacia. Cada individuo se encuentra en la época, en el país, en la familia y en el cuerpo designado, solo para encontrar el sentido de la vida y cumplir su misión. Recuerda que nada está hecho al azar ni por un simple accidente; todo está predeterminado por nosotros mismos.

El sentido de la vida respecto a la familia

Muchas personas piensan que nacieron en sus familias por una imposición del destino, de la vida o de un Dios “imponente”. Sin embargo, deberías tomar conciencia de que tienes un rol único en tu familia que no puede ser desempeñado por absolutamente nadie más. Tú eres solamente tú; solo tú, puedes hacer la tarea que te corresponde y esta depende mucho de tu carácter, de tu personalidad, de tus habilidades y de tu esencia única. Cada uno tiene unas fortalezas que le permiten hacer determinadas cosas. Lo que le falta a uno, lo tiene el otro y así mismo se complementan. Todos con diferentes matices, pero fundamentales para completar una pieza.

Así mismo, si en tu edad adulta has elegido crear una familia con tu pareja y/o con tus hijos, también conlleva un sentido, una responsabilidad, una misión y solo tú estas en el deber de hacerlo realidad.

En base a lo anterior, ahora piensa, cuál es tu rol en tu familia, cómo crees que lo has cumplido y cómo podrías hacerlo mejor.

El sentido de la vida y el desarrollo personal

Crecimiento

Un factor importante en el sentido de la vida, es el desarrollo y evolución personal. Este se basa en el crecimiento interno a través del aprendizaje y las experiencias.

Los seres humanos estamos aquí para experimentar cada día nuevas cosas (pese a que la vida de muchas personas se torne una rutina), conocer personas y aprender de ellas, tener nuevas experiencias y hacer parte de ciertas circunstancias de las cuales nos vemos obligados a aprender.

El aprendizaje nos permite adquirir nuevos conocimientos con el fin de desarrollar nuestras habilidades y dones personales, lo que nos facilita la capacidad de resolver problemas y enfrentarnos a los obstáculos que se nos van presentando en el camino de la vida. El conocimiento de todo un poco, nos hace más hábiles, flexibles y perspicaces en comparación con el conocimiento de una sola cosa, lo que solo nos lleva a autolimitarnos.

La belleza del mar

La experiencia, definida como tipo de conocimiento del hecho de haber sentido, conocido o presenciado a algo o a alguien. Requiere la observación o participación del individuo y se conoce como conocimiento empírico.

A través de la experiencia, podemos probar, examinar, analizar y corregir las acciones que realizamos en nuestra vida. Solo de esta manera, se nos facilita mejorar y cambiar las circunstancias que nos rodean. En muchos casos, no basta con que nos digan o cuenten las cosas, sino que es necesario tomar la iniciativa y experimentar por sí mismo.

Dentro de las grandes experiencias de la vida podemos incluir: el aprendizaje como tal; crear nuevas situaciones cada día de nuestra vida; hacer planes y proyectos personales o grupales a cualquier nivel; soñar y hacer nuestros sueños realidad; superar dificultades, problemas y nuestras propias debilidades.  Por consiguiente, si quieres viajar o ser exitoso en tu carrera profesional, aprender grandes y pequeñas cosas, y hacer más rico tu intelecto, tener una familia, estar solo o con tu pareja, vivir en el campo, en la ciudad, en el mar o en un auto, tener un gran trabajo o simplemente labrar la tierra, ser un nómada o vagabundo, hazlo.


Free

El vivir las experiencias, nos lleva a alcanzar la madurez y la sabiduría; nos conduce a no cometer los mismos errores que nos llevaron a vivir cosas desagradables. La experiencia nos sensibiliza y nos conciencia; nos permite ser más humildes y más abiertos y además, nos permite liberarnos de nuestros miedos.

Respecto a las experiencias adversas y los errores, hay que decir que aquellos no significan algo negativo para nuestro crecimiento personal y el cumplimiento de nuestro propósito de la vida, sino que son una herramienta y una oportunidad para aprender y corregir nuestro comportamiento hacia la vida, las circunstancias y las personas.

También podemos sacar provecho de las experiencias negativas, al tomarlas como ejemplo para enseñar a otros, ya sea con la intención de prevenirles o de ayudarles a encontrar el camino más adecuado hacia la solución de su problema.

De la misma manera, podemos corregir nuestros defectos personales en base a las experiencias previas, pero para esto es necesario la toma de una decisión personal con sinceridad con el fin de lograr un cambio verdadero, pues no vale solo la intención.

Solo con el aprendizaje de las lecciones que nos dejan las experiencias vividas, podremos darle verdaderamente, el sentido y el propósito a nuestras vidas.

El sentido de la vida y el amor

Cuál es el sentido de la vida si no tenemos amor?

Podríamos llegar a preguntarnos, cuál es la finalidad del desarrollo personal, y la unidad familiar y universal. Es claro que las cosas que hacemos tienen algún sentido o una finalidad y esta consiste en llegar a la evolución del ser de una manera positiva. Todos buscamos el bienestar y la felicidad al fin y al cabo, y estas dos palabras se pueden resumir en la palabra Amor. Así como fuimos creados del amor (el Gran Creador), también queremos mantenernos en el amor y ser amados. ¿No crees que esta es la finalidad y el sentido de la vida? Todos anhelamos que nos amen y deseamos obtener lo mejor de la vida, pues sin amor la vida es vacía, insatisfecha, incompleta e infeliz. Solo el amor le dará a la vida esa armonía, esa felicidad, esa tranquilidad y quietud interna, y llenará el gran vacío de nuestro interior.

Para muchos es claro qué significa el amor, pero para otros se convierte en una palabra confusa y compleja. Si te interesa saber qué es el amor verdadero sigue el link.

Cuando aprendemos a amar verdaderamente, nuestra vida recobra de nuevo su sentido, y ya no vivimos solo para complacer nuestros deseos egoístas e insaciables, sino vivimos para amarnos y dar amor a otros desinteresadamente. El amor es la llave maestra que nos vuelve a conectar con nosotros mismos y nos pone en un estado de paz y reposo con los demás, con el mundo y con el Creador.

El sentido de la vida y el disfrute

Foca

Vinimos a vivir esta vida humana, no solo para aprender, experimentar y desarrollarnos a nosotros mismos, sino también para disfrutar de lo bello que hay en ella.

Toda la creación está pensada para que nosotros que hacemos parte de ella, la disfrutemos y seamos felices en medio de ella. Observa el planeta tierra, la forma como ha evolucionado, todo lo que hay en el, su naturaleza fascinante y misteriosa, los animales camuflados en ella y como todo encaja en su orden, menos la avaricia del hombre.

No nos alcanzaría toda una vida para conocer todo lo que hay en el planeta tierra; y ahora imagina el universo, ¿acaso no es el más grandioso espectáculo?

Si miramos a nuestro alrededor, no nos hace falta nada, todos sus elementos están allí puestos en orden, hay abundancia de recursos naturales para todos; nadie tendría porque pasar hambre o sufrimiento; solo nosotros lo hemos causado por nuestra ambición, odio y egoísmo.

Sigamos el ejemplo de los animales que aunque luchan por su mera sobrevivencia, se les puede ver como disfrutan de su tiempo en la tierra.

Conclusión

Nuestro crecimiento personal, el aprendizaje, la experiencia, el AMOR hacia nosotros mismos, nuestra familia y los demás, y el disfrute, son las razones del porqué vivimos y para qué vivimos. Estos se convierten en los elementos primordiales de darle el sentido a la vida y a través de ellos, cumpliremos con el propósito de nuestra vida.

Y recuerda, la vida es un trabajo constante en ti mismo con la finalidad de ser uno con el Amor!